Importancia de los baños antiparasitarios
 
Links Recomendados
Soluciones antiparasitarias bovinas
Importancia de los baños antiparasitarios
Importancia de los baños antiparasitarios
 
imagen
Imagen
Bovinos ante aspersores ectoparasitarios antes de entrar al ordeño.
imagen
Estas mochilas aspersoras son las mas utilizadas, por el facil manejo y traslado.
 
Parasitos externos que atacan al
ganado lechero

SARNA EN GANADO BOVINO
Es una enfermedad cutánea contagiosa causada por una de varias especies de ácaros que puede transmitirse cuando las lardas, ninfas o hembras fertilizadas son transferidas a un huésped susceptible directamente por el contacto con un animal enfermo o indirectamente por fomites o sitios contaminados.

La sarna bovina produce pérdidas por atrasos en el engorde y por desvalorización de los cueros que a veces quedan inutilizados para curtiembre por lesiones que les provocan los parásitos.

ETIOLOGÍA

La sarna bovina es provocada por una de tres especies de ácaros, ectoparásitos muy pequeños y solos visibles con el auxilio de una lupa o microscopio óptico.

SP: . PSOROPTES COMMUNIS BOVIS.

. SARCOPTES SCAEBIEI.

. SIMBIOTES BOVIS.

La sarna psoróptica o communis, provocada por el primero de estos parásitos, es la más frecuente.

Estos parásitos se reproducen por huevos depositados en la piel. Pasan por diferentes estados evolutivos (huevo- larva - ninfa- adulto ) hasta iniciar nuevamente la postura a los 10- 12 días.

SIGNOS CLÍNICOS

Generalmente la sarna aparece en los bordes del nacimiento de la cola, en el cuello, en la cruz. Luego se extiende al resto del cuerpo respetando los miembros.

Provoca intenso prurito (picazón), aparecen vesículas que luego se rompen y forman costras.

DIAGNÓSTICO

* Por la distribución de las lesiones

* Mediante raspajes de la piel lesionada y observada directamente sobre fondo negro y con buena iluminación. Se verán mover loa ácaros como puntos grises.

* Observación del raspaje al microscopio óptico.

TRATAMIENTO

* Baños con antisárnicos, apropiados estos atacan a los ácaros pero no destruyen los huevos, hay que repetir el baño a los 10- 12 días para matar a los nuevos ácaros que hubieran nacido de ello.
imagen
PIOJOS PARASITOS DE LOS BOVINOS
La pediculosis en los animales domésticos está causada por un complejo parasitario en el que intervienen dos órdenes, varias familias y géneros y muchas especies de piojos, de morfología y hábitos diferentes, que si bien no ofrecen dificultades profilácticas ni terapéuticas, crean a veces algunas dudas de diagnóstico. Debido a esto nos detendremos un poco en la descripción morfológica de los mismos.

ETIOLOGÍA

Los piojos son parásitos obligados, específicos de especie, ápteros (sin alas), pequeños pero visibles a ojo desnudo. Además son parásitos permanentes y estacionales, ya que hay más número durante el invierno. Se caracterizan por poseer los segmentos torácicos más o menos fusionados y la presencia de un solo espiráculo respiratorio en el tórax. En la cabeza poseen antenas cortas con 3 a 5 artejos, con ojos reducidos o ausentes. Del tórax salen tres pares de patas que terminan en 1 ó 2 uñas. La especificidad de especie está dada por el anillo prensil que se forma entre esta/s uña/s entre sí o con el último segmento de la pata (proceso tibial o espolón) y cuyo diámetro es semejante al del pelo o la lana o la pluma de la especie animal que parasita.
El abdomen está constituido por 9 a 11 segmentos con un par de espiráculos respiratorios en cada uno.
Como se mencionó anteriormente las pediculosis pueden ser causadas por dos grupos diferentes de piojos, los masticadores y los chupadores, diferenciándose entre sí por sus características biológicas y anatómicas:

SIGNOS Y SÍNTOMAS

El parasitismo por los piojos se caracteriza por la existencia de dos signos de orientación y definición diagnóstica:

1) el prurito con sus lesiones típicas: formación de eritemas, vesículas y costras se hace evidente; se pueden formar también pústulas en caso de contaminación bacteriana secundaria oportunista. El rascado lleva a una formación aún mayor de las lesiones.
El prurito provocado por las picaduras de los anopluros suele ser intenso, debido a la constante irritación de la saliva secretada por ellos. Vale aclarar igual que las lesiones no son importantes.

2) La irritación y el estrés de los animales llevan a que éstos se alimenten menos y sufran de una consiguiente baja en su rendimiento productivo, especialmente en animales jóvenes, viejos y los inmunológicamente comprometidos. Con frecuencia se pueden observar los animales rascándose contra los postes y alambrados.
El grado de complejidad sintomática va a depender en gran medida del número de la carga parasitaria sobre el hospedador. Cuando la infestación es grande retardan el crecimiento, disminuyen la producción individual y grupal de los animales.
Sólo en caso de tratarse de piojos chupadores se produce una anemia, que en casos de parasitismos graves puede ser severa.

PATOGENIE

Las migraciones que efectúan los piojos sobre la piel de los hospedadores, la alimentación de los adultos y la deposición de huevos en las faneras epidérmicas producen una irritación constante en la piel de los hospedadores. Este tejido reacciona contra esta irritación produciendo una inflamación serosa con una consiguiente descamación y una baja local de las defensas debido a la pérdida de sustancia. Las áreas alopécicas son una consecuencia directa del rascado y en el caso de las infestaciones por piojos masticadores además se debe a la acción directa de la ingestión de pelos y células epidérmicas. En caso de existir una contaminación por colonización de bacterias u hongos, la inflamación serosa se torna purulenta o sero sanguinolenta. Cuando la enfermedad cursa en forma crónica hay una hiperqueratosis y paraqueratosis, esto significa que la piel se torna gruesa, arrugada y cambia a un color más oscuro.
Además vale recordar que los piojos del suborden Anoplura son parásitos hematófagos, produciendo cada vez que se alimentan atravesando la piel del hospedador, una úlcera en el punto de incisión y una placa eritematosa alrededor de dicho punto. En casos de infestaciones masivas (alta carga parasitaria) por alguna especie de piojos de este grupo se puede presentar además anemia, debido a que se alimentan de sangre. Debido a esto, en la industria de la curtiembre se deprecian aquellos cueros que provengan de animales que hayan sufrido una pediculosis por piojos chupadores.
Haematopinus suis es vector del virus de la viruela porcina
Sólo en casos aislados los piojos se comportan como hospedadores intermediarios de otras parasitosis como es el caso de "la tenia del perro de ciudad", Dipylidium caninum, donde el hospedador definitivo son los canes y los intermediarios las pulgas del perro (Ctenocephalides canis y Ctenocephalides felis) y el piojo del perro Trichodectes canis.

TRATAMIENTO

Para el tratamiento de cualquier especie de piojos, se pueden aplicar drogas cuyo espectro abarca a otros parásitos externos de los animales.
Como drogas de elección se puede nombrar las mismas que para el tratamiento de sarnas, pero sólo en caso de piojos chupadores se pueden utilizar las avermectinas (y similares), ya que en piojos masticadores estas drogas carecen de efecto, es por esto importante la identificación de las especies parásitas, para no caer en el error en una elección equívoca de la droga:
Las formas farmacéuticas con que estos medicamentos se expenden en locales de ventas de productos veterinarios son variadas. Por ejemplo contamos con la existencia de insecticidas en polvo, pasta, aerosol, inyectable, baños, etc. En cuanto a selección de productos, recordar disposición de prohibición para algunos compuestos y/o toxicidad potencial en manipulación de los mismos, así como reglamentación para cada país.
Realizar dos baños con diferencia de 14 días entre uno y el otro.
En aves se debe utilizar una bomba aspersora para así poder esparcir la droga en todo el corral, en dilución correcta y en lo posible en horas de la noche, con poca luz y con los animales calmos.
La antibióticoterapia esta indicada en casos de presentarse una infección cutánea.

PREVENCIÓN

Siendo la pediculosis de una enfermedad sumamente contagiosa, la calidad de vida de los animales es un punto fundamental a tener en cuenta: la desnutrición, las enfermedades recurrentes, las malas condiciones de vida, la falta de limpieza de los corrales y demás instalaciones repercuten en forma negativa en la prevención de esta enfermedad y de otras. Otro punto importante es el hacinamiento, no sólo en los sistemas de producción intensivos donde los animales pasan todo el tiempo con muy como espacio entre sí, sino que en muchos casos se junta a los animales para realizar diferentes maniobras (marcación, desparasitaciones, diagnósticos) donde se favorece la propagación de los piojos. Si bien hay cosas que no se pueden modificar en una producción como las maniobras típicas, se tiene que tener en cuenta que hay que prevenir enfermedades que justamente tiene relación con ellas en muchos casos.
El papel de los pelos o lana con liendres adheridas a los alambrados o a los postes y el de los piojos caídos al suelo es poco importante como factor de difusión de la pediculosis.
Vale recordar que los piojos son parásitos lábiles y que no pueden pasar mucho tiempo fuera del hospedador ya que necesitan alimentarse constantemente, con estas dos premisas y utilizando alguna de las drogas mencionadas en el cuadro se puede realizar una buena prevención. La idea de la misma es no esperar a contar con una carga parasitaria demasiado excesiva para que no nos obligue a tener que tratar a animales cuya rendimiento productivo ya esté disminuido.
La prevención de las pediculosis se hace aplicando la droga elegida en forma sistemática, teniendo en cuenta cuál es la temporada más oportuna y repetir este tratamiento año tras año. Así se conseguirá disminuir la prevalencia de la enfermedad.
Para prevenir reinfestaciones en los animales se deben fumigar en forma periódica las instalaciones, ya sean gallinas, vacas, ovejas, etc. Si bien no pueden vivir mucho tiempo fuera del hospedador conviene tratar el ambiente en los lugares donde es típico que se amontonen los animales, especialmente durante la noche y en invierno.
Para un mejor aprovechamiento de la droga preventiva hay que tener en cuenta el poder residual de cada producto, respetando eso y las diluciones se consigue un efecto deseado sin gastos excesivos.
imagen
MOSCA DE LA CARA
Parafilaria bovicola; tercer estado larvario, infectante.

DEFINICIÓN

La parafilariasis es una infección de los bovinos y el búfalo transmitida por insectos vectores y producida por el nemátodo filaroide Parafilaria bovicola. La enfermedad se caracteriza por nódulos hemorrágicos en la piel del bovino y subsecuentemente por lesiones parecidas a moretones en el tejido subcutáneo e intramuscular de las canales de los animales afectados.

ETIOLOGÍA

Las especies del parásito P. bovicola, pertenecen a la familia Filariidae, subfamilia Filariinae, género Parafilaria. La hembra del parásito mide de 5 a 6 cm de longitud y 500 micras de ancho; el macho tiene aproximadamente la mitad del tamaño de la hembra.

Dos hembras adultas del P. bovicola en tejido subcutáneo.

Mosca vector (Musca autumnalis)

SIGNOS CLÍNICOS

Los signos clínicos son benignos y bastante característicos. La hembra de P. bovicola vive en el tejido subcutáneo y deposita sus huevos sobre la superficie de la piel, llegando a esta posición por penetración en la epidermis y la dermis. Una vez que la hembra penetra la piel del cuello y de la espalda del bovino, aparecen hilos de sangre que son visibles durante algunos minutos y hasta horas. En el animal vivo el problema se caracteriza por la aparición de nódulos hemorrágicos inflamados y dolorosos en la piel, de aproximadamente 40 mm de diámetro y 10 mm de altura, como resultado de la penetración de la piel por las hembras. Antes de que la hembra penetre, los nódulos son de 12 a 15 mm de diámetro y de 5 a 7 mm de alto.

Sangrado en la piel. Sangrado fresco (varias horas de duración).

LESIONES MACROSCÓPICAS

Las lesiones subcutáneas en las canales del ganado bovino afectado pueden confundirse fácilmente con moretones causados por el manejo y el transporte antes del sacrificio. Las lesiones agudas tienen una apariencia opaca de color amarillo verdoso. Las áreas de edema se intercalan con zonas con petequias en los tejidos subcutáneos, en la fascia y en las capas superficiales musculares. Las lesiones crónicas tienen una apariencia sucia de color café verdoso debido a la infiltración eosinofílica en los tejidos inflamados.
Edema y sangrado en tejido subcutáneo causado por el parásito.
Lesiones musculares crónicas (fascia inflamada).

CONTROL DEL VECTOR

Las medidas de control contra M. autumnalis como un método para el control de P. bovicola, resultan de utilidad limitada para romper el ciclo de infección en áreas endémicas. Dado que estas moscas ocupan vastas áreas y permanecen sólo por un corto período con el huésped, los métodos convencionales de control basados en aplicaciones repetidas de aspersiones de insecticidas, así como aquellos basados en el uso de autoaplicaciones con bolsas polveadoras o con aceite, han resultado inadecuados; sin embargo, se ha reportado que el uso de aretes impregnados de insecticida, reduce el número de moscas de la cara alrededor del ganado aretado.
imagen
 
Nos interesa tu opinión
Roberto León Espinoza
Rosa Elena Encinas Bozo